Hija de trabajadora herida en explosión en jardín infantil “No pude reconocer a mi mamá”

Hija de trabajadora herida en explosión en jardín infantil “No pude reconocer a mi mamá”

Comentarios desactivados en Hija de trabajadora herida en explosión en jardín infantil “No pude reconocer a mi mamá”

La mañana del martes, mientras iniciaban su jornada laboral en el jardín infantil “Villa Caupolicán” de Temuco, dos manipuladoras de alimentos resultaron heridas tras una explosión en la cocina del establecimiento.

A pesar que en una primera instancia se desconocía la verdadera gravedad de las lesiones, la familia de una de las afectadas relató a ProAraucania el grave episodio.

Yanira Quiroga, hija de Janet Bustamante cuenta que esa mañana, como cada jornada laboral, su madre llegó temprano al establecimiento. “En ese instante estaba mi mamá y estaba la otra tía que la ayuda”, cuenta. Y agrega que su madre, quien se desempeña hace 35 años en el rubro, “iba a encender la cocina a gas para calentar el agua, y explotó. Mi mamá se quemó gran parte de la cara, cuello, manos, pies y la ropa se empezó a incendiar. Ella se intentó sacar toda la ropa, unas tías la ayudaron, un vecino saltó a ayudar para poner los pies y manos (de Janet) en el agua, pero la ropa, las partes de plástico y elástico se quedaron adherido a la piel. Esas quemaduras fueron un poco más profundas”, lamenta.

Lo que ocurrió luego, es parte de lo informado por la fiscalía: Janet y la otra manipuladora de alimentos fueron trasladadas a distintos centros asistenciales. Yanira recuerda que alcanzó a hablar con su madre y que “me logró contar que había habido una explosión en la cocina”. Tras ello, “mi mamá fue derivada a urgencias adulto del hospital regional. Revisaron sus vías aéreas, que estaban bien. Cuando vieron eso, la derivaron a la Mutual, porque no había riesgo vital. Cuando llegó a la Mutual, tuvo problemas porque se le subió la presión, y ahí dijeron que tenía que irse directamente a la hospitalización en la Clínica Alemana”, relata. En el centro asistencial privado fue derivada a la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), donde fue aislada, como medida de precaución.

A eso de las 20:00 horas del mismo día “cuando estaban a punto de intubarla para la anestesia y hacerle el aseo quirúrgico se dieron cuenta que las vías aéreas estaban comprometidas, así que la dejaron con ventilación mecánica. Sin embargo los signos vitales eran estables”, relata Yanira.

Al día siguiente, cerca de las 17 horas, Janet Bustamante debió ser trasladada hasta Santiago, vía aérea, debido a la complejidad de sus heridas y a la falta de especialistas de quemaduras en la zona. “A pesar de que las quemaduras son cerca del 10% de su cuerpo, el riesgo respecto de las quemaduras de cara, cuero cabelludo, manos y pies lleva a que sea una gran quemadura”, cuenta su hija.

A la espera de la recuperación de su madre, Yanira reconoce que los daños ocasionados por las quemaduras demoraron varias horas en presentarse e imposibles de detectar en un primer momento, por lo que descarta negligencia de los centros asistenciales. Sin embargo, critica la información entregada de manera inicial, que no daba cuenta de la gravedad de las lesiones de su madre. “No se puede decir que fueron leves, si yo no reconocí a mi mamá. Su cara, sus manos, estaban todas quemadas. Para alguien que ha visto toda su vida a su mamá, no poder reconocerla es impactante”.

Pero más allá de eso, espera que el hecho y las consecuencias de este accidente “se difundan, para que no vuelva a pasar”. Más aún cuando días antes, la misma trabajadora afectada había comentado a su hija “que ella sintió una fuga de gas una semana antes”. De acuerdo a su versión, esto habría sido informado “a la nutricionista encargada, que trabaja para la misma empresa Merkén”. Y aunque “lamentablemente no hay nada que lo demuestre”, lo que más lamenta es que “no hicieron caso”, pese a la vasta experiencia de la trabajadora, quien se ha desempeñado en los hoteles más prestigiosos de la región, y quien buscaba cambiar el estresante trabajo en estos establecimientos, pero que terminó convirtiéndose en víctima de un grave accidente

Respecto a la otra trabajadora, comenta, fue trasladada a la mutual de seguridad de Temuco, donde le habrían realizado curaciones dado alta con un reposo de 7 días. Sin embargo, agrega Yanira, debió regresar al centro asistencial “a raíz de crisis de pánico que ella empezó a sufrir (pues) aún recordaba los gritos de mi mamá, muy fuertes y desgarradores”, lamenta.

Desde el Consorcio Merken Spa aseguraron estar disponibles para apoyar el proceso investigativo, mientras desde la Seremi del Trabajo de La Araucanía confirmaron el inicio de una investigación paralela a la del Ministerio Público que permita conocer las causas de este accidente, que bien pudo tener consecuencias fatales

Facebook Comments