Tips para presentar tu negocio: El Pitch

Tips para presentar tu negocio: El Pitch

Comentarios desactivados en Tips para presentar tu negocio: El Pitch

Presentar tu negocio o emprendimiento puede ser algo muy complicado, sobre todo cuando dependes sólo de un pitch para hacerlo. Por un lado pretendes generar interés y entusiasmo de parte de las personas que te escuchen, pero sin alargarte demasiado o aburrir, ni demostrar desesperación o verte engreído. Es muy importante la sutileza en todos esos detalles.

Hay algunas cosas que deberías tomar en consideración, para que evites llegar a una situación que no sea favorable para ti.

– Es muy importante mantener el foco en el problema que estás resolviendo. Habitualmente caemos en decir que tipo de producto realizamos, o qué es lo que ofrecemos, pero es importante llevar el discurso a un terreno que sea comprensible para todos. Lo ideal es orientar el concepto a una historia que la gente pueda situar en la vida real.

– Intenta evitar las palabras técnicas y los clichés. Si usas las primeras, es muy probable que no logres comunicar el mensaje de manera correcta, ya que podrían malinterpretar lo que dices o derechamente no entenderte. En cuanto a los clichés, podrían dar la sensación de que estás siendo falso, o simplemente ingenuo.

– Ajusta tu discurso a la situación que vas viviendo. Si bien es importante tener muy bien preparada tu presentación, debes tener en cuenta que a veces las cosas no salen como esperabas. Puede que una reunión se presente de forma casual, como una conversación, o incluso en un contexto de cena o reunión social. Es importante estar preparado para cualquier eventualidad.

– Recuerda que no se trata de una entrevista de trabajo. Puede que para muchas personas sea importante saber quién eres y qué es lo has hecho antes, pero el foco de tu presentación debe estar puesto en dar a conocer tu negocio. Podrán haber instancias para hablar de tu educación, experiencia y especializaciones, pero recuerda que lo fundamental es presentar tu proyecto.

– Evita hacer proyecciones absurdas. Puedes tener impresionantes gráficos que sorprenden a tus familiares y amigos, pero personas que conocen de negocios no quieren perder el tiempo con proyecciones poco serias o absurdas. Trata de mantener el foco en la oportunidad que se presenta en el mercado y cuál es tu estrategia para abordarla.

– Escuchar siempre es un factor esencial. Todos sabemos que existe mucho amor propio al momento de crear una idea desde cero, para luego sacarla adelante con esfuerzo y dedicación. El problema es que eso te hace ver las cosas desde muy cerca, pudiendo perder perspectiva. Acepta las preguntas y cuestionamientos con respeto y sangre fría, recordando que podría ser información útil para el futuro.

– No dejes que el dinero sea tu única motivación. En esta etapa de cualquier negocio o emprendimiento, es fundamental construir relaciones. A veces un contacto puede traer enormes beneficios para tu proyecto, y no necesariamente será dinero.

Nunca sabes lo que una simple conversación o contacto podrían significar más adelante. Cada vez que tengas que hablar de tu negocio, independiente del contexto o la persona que sea, hazlo como si tu vida dependiera de ello.

Artículo de Patricio Camus 

Facebook Comments