Profesores no recomiendan a sus hijos estudiar carreras de pedagogía

Profesores no recomiendan a sus hijos estudiar carreras de pedagogía

Comentarios desactivados en Profesores no recomiendan a sus hijos estudiar carreras de pedagogía
Presentan proyecto de ley para garantizar el derecho a retracto en institucionales educacionales.

Estudio realizado por un equipo multidisciplinario de la Universidad de Santiago de Chile reveló que los profesores no recomendarían a sus hijos estudiar esta carrera, sin embargo, si tuviesen la posibilidad de volver a estudiar escogerían nuevamente esta carrera.

Cerca de 280.000 estudiantes han rendido este año la PSU para ingresar a la universidad el año académico 2016. Por lo tanto, este es el momento en que toman decisiones para saber qué carrera estudiar, así como evaluar otros factores asociados a este paso como los costos del arancel, las posibilidades de financiamiento y la empleabilidad, además de la propia vocación.

 

Ante este panorama, sorprenden los resultados de un estudio exploratorio realizado por investigadores de la Universidad de Santiago de Chile a docentes nacionales, cuyos resultados arrojaron que a un 59% de los profesores les gusta su profesión y volverían a estudiar pedagogía si tuviesen la opción de escoger otra carrera, sin embargo, sólo el 38% recomendaría esta carrera a sus estudiantes, y sólo un 33% la recomendaría a sus hijos.

 

En el estudio participaron 224 profesores de todo Chile, pertenecientes a una muestra voluntaria que contemplaba docentes de diversas edades y especialidades, y que trabajan actualmente en colegios de todas las dependencias administrativas, es decir, municipales, particulares subvencionados y particulares.

 

De acuerdo a la Dra. Amaya Pavez, miembro del equipo de investigación y académica de la Universidad de Santiago de Chile, “la elección por esta carrera se debería a un factor vocacional intrínseco de los encuestados, que no es afectado por factores externos tales como las condiciones laborales o la valoración social de la profesión”, señala.

 

Respecto a la motivación para realizar el estudio, la Dra. Carla Hernández, especialista en didáctica e investigadora responsable de la investigación, explica que “era necesario conocer la percepción de los docentes respecto a su rol en la sociedad, considerando el movimiento social que se ha provocado en el último año por efecto de la reforma educacional propuesta. Creemos que en el proceso el docente es el último en ser consultado, lo cual hemos querido hacer con este estudio para reivindicar su rol en medio de toda la discusión”.

 

La gráfica 1 muestra que el 93% de los profesores consultados se consideran expertos en su área, y que por ende pueden aportar a la mejora de la educación en el país, sin embargo, su percepción sobre la participación que tienen en la toma de decisiones es menos favorable ya que sólo 55% siente que tiene un rol activo en el proceso.


“Ha sido muy interesante encontrar que las percepciones no difieren mucho en el porcentaje entre profesores de la región metropolitana versus otras regiones del país para cada pregunta, lo cual es indicio de una tendencia generalizada a nivel nacional en cuanto a la percepción y valoración del profesorado”, explica el investigador Msc. Alexis González.

 

Si bien no hubo diferencias en los resultados por zona geográfica de ubicación, si se encontraron diferencias en algunas preguntas por otras variables como la edad o la dependencia administrativa del colegio donde los profesores se desempeñan.

 

Por ejemplo, respecto a la pregunta sobre la carga horaria de los profesores y si esta les permitía desempeñarse adecuadamente en sus labores, aquellos que trabajan en colegios subvencionados tuvieron un mayor porcentaje de desacuerdo (60%) frente a profesores de colegios particulares (41%) (Ver gráfica 2)

Si bien en términos generales los profesores sienten que los apoderados como parte de su comunidad cercana confían en ellos para formar a sus hijos (69% de acuerdo), sólo un 12% de los profesores está de acuerdo en que la sociedad chilena confía en ellos como formadores (ver gráfica 3). En este caso además, los investigadores encontraron que la edad influye en la percepción que los profesores tienen sobre cómo los valora la Sociedad en general, siendo menos favorable en el caso de los profesores recién egresados y de pocos años de servicio.
Otro importante resultado encontrado ha sido la percepción que tienen los profesores sobre la confianza que sienten de parte del Estado, ya que un 79% de los encuestados cree que las autoridades de gobierno no respetan su rol como formadores y un 75% considera que el Estado no confía en la labor que desempeñan como docentes.

Respecto al salario que reciben mensualmente, sólo un 22% de los encuestados declara estar conforme. Este aspecto, sumado al sentimiento de desconfianza hacia la profesión por parte del Estado, podrían ser los factores que influyen en que los profesores no recomienden a las nuevas generaciones estudiar pedagogía. Sin embargo, la Dra. Silvia Tecpan es cautelosa y remarca el carácter exploratorio del estudio, agregando que “los resultados son sólo un indicio de las creencias del profesorado, y que hace falta replicar este estudio a una muestra mucho más grande para sacar conclusiones generalizables”.

 

Sobre el estudio

Para elaborar la investigación se utilizó un nivel de significancia del 5% en las pruebas estadísticas. El instrumento empleado tiene un nivel de confianza con alfa de cronbach de 0.80, lo cual es excelente considerando que el máximo posible es 1.0

 

Se utilizó una muestra intencional toda vez que se solicitó la participación voluntaria de los docentes. El estudio contó con la respuesta de profesores de todas la regiones y niveles educativos, así como tambien de todas las areas de conocimientos, por lo que es representativa para un estudio del tipo exploratorio en ciencias sociales.

 

Considerando la población total de profesores en Chile, el estudio consideró las respuestas de una muestra de 244 profesores, lo cual implica un margen de error de 6,3%, lo cual está dentro de los márgenes aceptables para el tipo de estudio. El nivel de confianza es del 93,7%.

Facebook Comments