Orden, patria y motocross

Orden, patria y motocross

Comentarios desactivados en Orden, patria y motocross

Treinta y tres años, capitán del OS9 de Carabineros en Temuco y una vida dedicada al motocross es la historia de Juan Manuel Payeras Fernández, un hombre que destaca por su sinceridad, simpatía y por sobre todo, estar casado con la moto.

Más de quince años es la relación que tiene con su amada moto y es que por más que la Ingeniería Civil y Escuela de Carabineros hayan ocupado gran parte de su tiempo y su vida, la moto nunca pasó al olvido. Sacó peleas, llantos y sudor por mantenerse firme al lado de su fiel compañera.

Hace menos de dos semanas en la ciudad de Los Ángeles en el campeonato de apertura zona sur, obtuvo el primer lugar en su categoría, siendo este, uno de los muchos campeonatos corridos como también uno de los tantos triunfos. “Practicar este deporte es muy bonito pero requiere de mucho esfuerzo, constancia y también las “lucas” porque es caro. Yo practico todos los fines de semana, salgo a trotar en la semana, me mantengo en buena condición física o de lo contrario no podría tener buenos tiempos en competencia” De esta manera y acompañado de un rico café, Juan Manuel nos cuenta intímamente el sacrificio que hace por mantener viva su pasión.

IMG_8194

Si bien es cierto, el motocross es un deporte que no se le da mucho espacio en el ámbito nacional pero son muchos los fanáticos que luchan día a día por mantenerlo vivo y demostrar a la gente que es un deporte tan bonito como el fútbol. “A veces es difícil mantener esto porque si tu familia no te apoya es como no tener nada. Todos creen que tener una moto es comprar tu muerte pero es necesario educar a la gente que el motocross es recreativo… Yo llegué a Temuco en enero y ya tengo mi círculo de amigos de motocross. Es impresionante la cantidad de motos que hay en Temuco, la mayoría son Enduro pero igual quiere decir que hay muchos como yo”

El mundo tuerca en Temuco crece día a día y aunque muchos padres ponen el grito en el cielo si el hijo quiere practicar algo extremo, cada día son más los niños que quieren una moto. La moto entrega adrenalina y por sobre todas las cosas la sensación de libertad pero es poco probable que se siga masificando este deporte si no existe un apoyo por parte del IND.  Sin embargo, este motorista de corazón ha sabido mantenerse y seguir día a día con su pasión.

Con una perseverancia como pocas y dueño de una personalidad canchera, pudimos conocer la otra cara de Carabineros. Esa misma que disfruta de las cosas bellas de la vida y da paso a cumplir sus máximos anhelos.

 

Facebook Comments