Octava Compañía cumplió 34 años protegiendo a los vecinos de Santa Rosa

Octava Compañía cumplió 34 años protegiendo a los vecinos de Santa Rosa

Comentarios desactivados en Octava Compañía cumplió 34 años protegiendo a los vecinos de Santa Rosa

Un 3 de febrero de 1982, el Directorio General del Cuerpo de Bomberos de Temuco acepta lo que hasta entonces era la “Segunda Brigada de Bomberos”, como una compañía más de la institución, pasando a convertirse en la Octava Compañía.

Por ello, en su cuartel ubicado en calle Colima con Valparaíso, en el macrosector de Santa Rosa, las máximas autoridades bomberiles se reunieron a recordar aquel humilde nacimiento que se gesta en los años 70 cuando aquella zona ubicada al oriente de Temuco, estaba constituida mayoritariamente por quintas agrícolas de las cuales se abastecían los vecinos del sector.

Poco a poco, aquellas quintas pasaron a albergar modestas viviendas, llegando miles de familias con el transcurso de los años, en busca de establecer su anhelada casa propia.

Esta gran cantidad de precarias viviendas, en su mayoría de autoconstrucción y de material ligero, obligó a proyectar un cuartel de Bomberos, ya que los siniestros que se producían en el sector, en pocos minutos dejaban varias familias solo «con lo puesto», constituyéndose en un duro golpe para aquellos modestos habitantes.

GÉNESIS

Tal como ha sido una constante en Bomberos de todo Chile, son los propios vecinos quienes deciden reunirse y sentar las bases de una brigada contra incendios y solicitan al Cuerpo de Bomberos de Temuco el apoyo e información para ingresar a la institución.

El 21 de noviembre de 1974 se nombra la primera directiva de esta «Segunda Brigada de Bomberos de Temuco» y el 27 de diciembre de ese año reciben sus primeras herramientas: “llaves de grifo”, con el compromiso que en enero del año siguiente se les entregarían mangueras nuevas y el 29 de julio de 1977 pasa a convertirse en “compañía en formación”.

Los requisitos para convertirse en una compañía del Cuerpo de Bomberos de Temuco no eran fáciles: debían contar con 30 hombres uniformados, un carro y un cuartel.

El entusiasmo estaba y las 30 personas se presentaron para cumplir los requisitos, mientras la Segunda Compañía de Temuco les cedió su antiguo carro Marca Ford modelo K año 1955 y la directiva gestionó la entrega de un sitio en calle Colima 0800, el mismo que hoy alberga al cuartel octavino.

El 3 de febrero de 1982 se cumple el mayor deseo de la entonces brigada: El Directorio General los acepta como Octava Compañía.

De allí en adelante ha sido una larga lucha por perfeccionarse día a día, encontrándose entre los hitos el haber instalado el primer teléfono que existió en el sector Santa Rosa, lo que no fue fácil por al altísimo costo de la época y porque no existía la infraestructura técnica para el cableado, meta que se logró con el entusiasmo y trabajo de los voluntarios y socios cooperadores, teléfono que vino a ser una gran ayuda también para los vecinos, que por fin tenían una manera de comunicarse sin tener que caminar hasta el centro de Temuco. Ese teléfono –hoy ya, modernizado, automático y público- todavía permanece en una caseta en las afueras del cuartel de la Octava Compañía.

En 1985 inauguran el actual cuartel, mientras en 1991 transforman un viejo furgón en la primera ambulancia del Cuerpo de Bomberos de Temuco  y el 26 de septiembre de 1996 ingresan las primeras mujeres a la Octava.

En 1992 comienza la preparación técnica de los voluntarios para adquirir la especialidad de primeros auxilios y atención prehospitalaria, la que hoy ostentan como compañía y la que ejercen con una moderna ambulancia.

LOS SUEÑOS
El cuartel, con los años comenzó a tornarse estrecho para la envergadura de las modernas máquinas bomberiles y las guardias que deben permanecer vigilantes día y noche para atender los requerimientos se seguridad de la población de Temuco, por lo que el 4 de agosto de 2015 y gracias a la gestión de los bomberos Oscar Peña y Fredy Rivas, apoyados por la Superintendencia y el director del Serviu, se firma el comodato de un nuevo sitio ubicado en calle Costanera con Río Rin, en el sector Langdon de la capital regional, donde ahora los octavinos trabajan por construir allí su nuevo cuartel  acorde a las necesidades tecnológicas y del servicio actuales.

“Los bomberos antiguos recuerdan nuestros modestos inicios, cuando en el actual cuartel había que calefaccionarse con una estufa confeccionada con un tambor metálico y las paredes del recinto eran de tapas de madera, por donde se colaba el frío y el viento. Pero no perdieron la confianza y continuaron apoyando a los vecinos, sacando adelante lo que hoy es la Octava Compañía”, recordó el actual director, Rubén Ríos, quien destacó que se mantienen capacitando a su personal para fortalecer la especialidad de primeros auxilios y atención prehospitalaria, realizando cursos cada vez más especializados en el área.

Asimismo, el Superintendente del Cuerpo de Bomberos de Temuco, Javier Cortés, junto con felicitar a los octavinos por este nuevo aniversario, subrayó los grandes avances logrados desde la fundación de la compañía. “Los fundadores avanzaron con responsabilidad y sumando nuevas personas y hoy ustedes se han sumado a este recorrido, logrando surgir en el tiempo. Cuando se inauguró, este cuartel contaba con todo lo necesario para el funcionamiento de esta compañía, pero hoy las condiciones han cambiado de acuerdo a los avances en número de personal y tecnología de material mayor. Por ello, esperamos ingresar este año el proyecto de construcción de un nuevo cuartel, apoyados por el municipio o el Gobierno Regional… tienen un sector muy grande de Temuco bajo su responsabilidad y son encargados de su seguridad. Por ello, el Directorio General de nuestra institución los apoyará para que se concrete este proyecto”, anunció la autoridad.

RECONOCIMIENTOS
Durante la ceremonia se distinguió a la voluntaria Marcia Guzmán, por haber cumplido cinco años de servicio en la Octava Compañía.

También se le entregó un reconocimiento especial al bombero insigne de Chile, quien hoy forma parte de las filas de la Octava Compañía, Oscar Peña Osores, por su dilatada labor al servicio de Bomberos durante más de 60 años.

Se recordó que Peña ingresa al Cuerpo de Bomberos de Cherquenco en 1955, desempeñándose en distintos cargos y luego ejerce como vicepresidente regional por nueve años, pasando luego a servir como como superintendente del Cuerpo de Bomberos de Toltén por 13 años y hoy integra el Consejo Superior de Disciplina del Cuerpo de Bomberos de Temuco.

Facebook Comments