¿Miedo al Cambio Laboral?

¿Miedo al Cambio Laboral?

Comentarios desactivados en ¿Miedo al Cambio Laboral?

Cambia, todo cambia… y también en las empresas, pero ¿sabes enfrentar esos cambios? Aquí te damos algunos datos para superar posibles miedos.

El mundo se mueve rápido y por eso las empresas deben adaptarse a los cambios que puedan producirse… es un tema de supervivencia. Sin embargo, no todos los trabajadores logran adaptarse a estos, y sea por temor o desagrado.

Es totalmente comprensible y normal que te sientas incómodo o angustiado luego de cambios organizacionales, pues te sacan de tu zona cómoda y debes acostumbrarte a un nuevo ritmo. Pero no te desesperes, la solución es más sencilla de lo que parece…

Primero, debes reconocer el cambio, qué afecta, cómo lo hace, etc. Reconoce bien lo que está pasando. Luego de esto, debes reconocer tus temores: qué es lo que te asusta del cambio en la organización, qué te preocupa y una vez que tengas las respuestas planifica soluciones en caso de que tus temores se concretaran. Siempre es bueno saber cómo proceder ante determinadas situaciones, ya que así podrás disminuir tus niveles de angustia.

A raíz de lo anterior, es importante señalar que la incomodidad y la inseguridad son sentimientos normales, pero debes aceptarlos de a poco y compartir con tus compañeros tus inquietudes para aminorar las incomodidades.

Otro consejo importante: mantén el buen ánimo, una buena predisposición al trabajo y, sobre todo, comunica tus temores adecuadamente. Si estás constantemente preocupado, tu productividad bajará, lo cual vuelve a repercutir en tu estado de ánimo pues no obtendrás buenos resultados. Dedica tiempo a meditar la situación en tus ratos libres y busca soluciones prácticas. Asimismo, habla con tus compañeros o superiores sobre aquello que te complica y te preocupa, a veces conversando la situación calma, pues obtendrás nuevos puntos de vista.

Una vez claros los puntos anteriores, debes enfocarte en mantener una actitud positiva, el mundo no acaba con un cambio organizacional, menos i te desempeñas bien en tus labores. A partir de esto comienza a asimilar el cambio y adáptate a él, pues ya no hay vuelta atrás. Se flexible y muéstrate dispuesto a cumplir con las nuevas tareas, aprendiendo de lo nuevo que debes hacer.

Cuando una persona se hace parte del cambio, el proceso de adaptación es mucho más corto, pues te involucrarás directamente en los planes relacionados con el cambio, ayudándote a asimilarlo.

Finalmente, reconoce tu valor dentro de la empresa, tu aporte, la importancia de tu trabajo y vuelve a buscar formas de ser indispensable, pues eres todo un profesional y el miedo no puede ganar.

Facebook Comments