La Araucanía está entre las regiones con mayor crecimiento 2015-2016

La Araucanía está entre las regiones con mayor crecimiento 2015-2016

Comentarios desactivados en La Araucanía está entre las regiones con mayor crecimiento 2015-2016
Una vista desde el cerro Ñielol hacia Temuco.

El Observatorio Económico y Social de La Universidad de La Frontera (OES-UFRO) presentó un análisis del crecimiento económico a nivel regional para los años 2014-2016, y las brechas territoriales observadas en dicho periodo. El informe analiza el crecimiento de las regiones del país de acuerdo a las cifras del Producto Interno Bruto Regional (PIB) según datos del Banco Central de Chile.

Entre las conclusiones del estudio se desprende que la región de La Araucanía destacó como una de las regiones de mayor crecimiento económico en dicho periodo. Para 2015, la variación del PIB regional llegó a un 6,1% ocupando el segundo lugar en el ranking de crecimiento entre las 15 regiones del país (incluida la Región Metropolitana). Mientras que para 2016, La Araucanía lideró el crecimiento regional con una expansión de 5,0% y se transformó en la región de mayor crecimiento del país.

Para Patricio Ramírez, Coordinador del Observatorio Económico y Social, esta es una muy buena noticia para la región. “La Araucanía registra dos muy buenos años (2015 y 2016) en materia de crecimiento económico, en los cuales no solo superó ampliamente al promedio país, sino que también logró ubicarse en los primeros lugares entre todas las regiones del país, lo cual indica que la actividad económica regional siguió funcionando de muy buena manera a pesar que el país atravesaba por una desaceleración económica con un crecimiento promedio que bordeaba apenas el 2%”.

Los sectores que han empujado el crecimiento a nivel local en los años mencionados, destacan principalmente: Comercio; Electricidad, gas y agua; Agropecuario; y Servicios Financieros.

Sin embargo, un aspecto a mejorar es que a pesar de las buenas cifras económicas, el empleo no avanzó con la misma velocidad en la región entre 2015 y 2016. Aunque típicamente el empleo responde con rezago respecto de las cifras de crecimiento.

Otro tema abordado en el estudio fueron las brechas regionales de crecimiento económico, medida como la diferencia entre la región que más creció en un período y la que menos creció en ese periodo. Se observa que para 2014, 2015 y 2016 las brechas registradas fueron: 12,5 puntos porcentuales (p.p.); 8,1 p.p. y 8,0 p.p. respectivamente.

En 2015, la brecha anotó 8,1 puntos porcentuales, donde la región de Tarapacá registró el menor resultado con una variación de -0,6% en su PIB; en tanto que la región del Maule anotó la mayor expansión con un 7,5%. Para 2016 por ejemplo, la brecha llega a los 8,0 puntos porcentuales, donde la región de Antofagasta registró el menor resultado con una variación de -2,9% en su PIB; en tanto que la región de La Araucanía anotó la mayor expansión con un 5,0%.

Es posible apreciar que las brechas territoriales de crecimiento tuvieron una tendencia a la baja durante el periodo de estudio, aunque siguen siendo consideraras altas.

En cuanto a los desafíos, Ramírez indica que se debe seguir trabajando en un mix de medidas que permitan generar un escenario de confianza empresarial que a su vez impulse la inversión y finalmente el empleo que es lo que afecta directamente al bienestar de la población. Entre estas medidas se encuentran la inversión regional, el apoyo a las pymes y al emprendimiento, la promoción de exportaciones no tradicionales y con valor agregado regional, el fortalecimiento de actividades con potencial como el turismo, entre otras. Por otro lado, la política de desarrollo nacional debe incorporar con más fuerza el componente territorial para explotar de mejor manera las potencialidades y ventajas de cada región, contribuyendo así al crecimiento más armónico del país y con mayor equidad territorial.

La OCDE ya hace varios años, en 2009 ha advertido a Chile que debe focalizar esfuerzos en una estrategia de fortalecimiento y desarrollo de las regiones, una mirada territorial del crecimiento, para aprovechar las potencialidades particulares locales, avanzar hacia un crecimiento inclusivo y para contribuir a reducir las brechas que hoy son una piedra de tope en el camino al desarrollo.

Avanzar hacia políticas con enfoque territorial en Chile requiere una mayor participación de los actores regionales en la planificación y coordinación de la agenda de desarrollo regional. A este respecto, los acuerdos de gobernanza y coordinación entre los distintos niveles de gobierno y otros mecanismos tales como el desarrollo de capacidades, o el fomento de instituciones para la participación, ayudarán en este proceso de reforma indica el mencionado reporte.

Facebook Comments