Internos del Centro Penitenciario de Temuco buscan reinserción laboral

Internos del Centro Penitenciario de Temuco buscan reinserción laboral

Comentarios desactivados en Internos del Centro Penitenciario de Temuco buscan reinserción laboral

Un ejemplo del interés por reinsertarse en la sociedad es, sin dudas, la experiencia de un  grupo de internos del Centro de Cumplimiento Penitenciario de Temuco que finalizan el curso de Soldador Estructural Calificado.

«Ahora con lo que sé voy a salir a trabajar algún día, a tener mis máquinas ojalá. Quiero reinsertarme en la sociedad y tener un trabajo digno» testimonia Carlos, un padre de 3 hijos que lleva varios años en la cárcel de Temuco y hoy realiza este curso de capacitación al interior del penal. «Antes no sabía hacer nada y creo que eso me llevaba a delinquir», complementó.

En total son 20 hombres privados de libertad, de diversas edades, que participan en este curso que se ha extendido por 5 meses, en una iniciativa que es parte del programa Formación para el Trabajo del Sence, desarrollado en alianza con Gendarmería de Chile.

El Director Regional de Sence, Jorge Jaramillo, explicó que éste es «un curso certificado que les permitirá a los internos desempeñar el oficio de soldador en el ámbito independiente como microempresario de estructuras metálicas o prestando servicios a empresas. Con esto, ellos tienen una perspectiva real de superarse, ya sea generando un ingreso económico al interior del centro penitenciario con sus productos, o fuera de éste cuando reciban sus beneficios de libertad».

Por su parte, el Coronel Luis López, Director Regional de Gendarmería, señaló que es importante «entregar las herramientas pertinentes a nuestra población penal para que puedan auto emprender, y que mediante la formación que reciben hoy puedan tener mayores oportunidades en el medio libre, para que no vuelvan a delinquir, puedan mantener a sus familias y mejorar su calidad de vida«.

El curso, que considera una inversión del Gobierno cercana a los 28 millones de pesos,  incluye módulos que permiten a los alumnos dominar las técnicas de soldadura Oxigas, Arco Voltaico y soldadura TIG/MIG, además de conocer y cumplir normas de higiene, seguridad, calidad y ambiente en el trabajo de la soldadura.

Este nivel de especialización es el que rescata otro de los internos, Rodrigo de 35 años, proyectando en el futuro ganarse la vida con este oficio. «Ahora nos certificamos y podemos ser calificados por Indura después, con lo que se proyecta más adelante hacer un taller similar al que tenemos aquí, pero en libertad, donde podamos hacer todo tipo de artesanía, todo tipo de rejas«, planteó el alumno.

Esta experiencia forma parte de la alianza permanente del Sence con Gendarmería de Chile para permitir la reinserción laboral y social de las personas privadas de libertad.

Durante 2014 se realizarán 5 nuevos cursos para población penal a través del programa Formación para el Trabajo, en las áreas de agroelaborados, gastronomía, soldadura, y otros relacionados con la industria forestal y frutícola, que serán ejecutados en recintos penales de Angol, Temuco y Vilcún, favoreciendo a 100 personas.

Además se proyectan 18 cursos más a través de convenios nacionales entre Sence y Gendarmería.

Facebook Comments