Experiencia de clases híbridas brinda positivos resultados en Universidad Autónoma

Experiencia de clases híbridas brinda positivos resultados en Universidad Autónoma

Comentarios desactivados en Experiencia de clases híbridas brinda positivos resultados en Universidad Autónoma
arquitectura

Con la finalidad de continuar formando y entregando aprendizajes de forma adecuada, el equipo académico de Universidad Autónoma de Chile en su Sede Temuco ha desarrollado diferentes estrategias durante 2020 y 2021 para adaptar sus clases teóricas y prácticas de las diferentes facultades.

Al respecto, el vicerrector de Sede, Emilio Guerra, señaló “durante 2020 todas nuestras actividades se desarrollaron de forma remota y brindamos el apoyo necesario a nuestros estudiantes para que pudieran realiza sus clases a distancia. Pudimos resguardar la salud de todos quienes componen la comunidad universitaria y además tuvimos el tiempo necesario para que nuestras oficinas, salas de clases y espacios comunes fueran adecuadas con el equipamiento sanitario y tecnológico requerido en caso de volver a la presencialidad”.

En este contexto, y raíz de las modificaciones en el plan Paso a Paso, la casa de estudios puso en marcha la implementación de clases híbridas a partir del anuncio del cambio a Fase 2 y posterior Fase 3, situación que ha permitido a los estudiantes y académicos retornar al campus de forma gradual, lo que ha entregado positivos resultados en esta etapa inicial de implementación.

 “Las clases híbridas nos permiten desarrollar actividades en aula, talleres y laboratorios con estudiantes, lo que permite la interacción entre un ambiente virtual y un ambiente presencial a través de cámaras web a con participación de aquellos que se encuentran fuera de la región o ciudad; pues no debemos desconocer que en nuestra comunidad estudiantil existen contextos diversos, por lo que es nuestro deber como institución entregar todas las facilidades para  que el proceso de aprendizaje y comprensión del contenido académico sea efectivo y acorde a nuestros estándares como institución”, detalló el vicerrector Guerra.

En tanto, Marcela Chávez, directora académica de la Autónoma en Temuco, sostuvo que “las actividades teóricas y prácticas que se están realizando en la sede se desarrollan con los aforos determinados por la autoridad sanitaria y con distribución de turnos que son informados por cada dirección de carrera con una semana de anticipación”.

La modalidad remota, y hoy la híbrida, ha incrementado el uso de las plataformas Teams, Canvas y Moodle -Aula Virtual como herramientas de soporte complementario para el desarrollo de las asignaturas, “situación que nos permite entregar clases sincrónicas y asincrónicas toda vez que sean necesarias, con positivos resultados en su utilización”, agregó Chávez.

El equipo conformado por las direcciones Académica, Administración y Recursos Tecnológicos para el Aprendizaje en Temuco ha generado capacitación a 130 docentes; dispuesto 50 salas híbridas, esperando sumar un total de 100 en el inicio del segundo semestre; y han organizado en 150 secciones y subsecciones semestrales las clases de todos los estudiantes.

Experiencia híbrida

Tras inscribirse, completar el reporte de sintomatología y aceptar el protocolo sanitario de seguridad, once estudiantes de la asignatura Teoría del Delito dieron el vamos a las clases híbridas en la Facultad de Derecho.

“Los alumnos de segundo año no habían tenido la posibilidad de asistir a la universidad desde su ingreso, jamás habían estado en una clase presencial, lo cual fue emocionante. Si bien la educación virtual tiene muchas ventajas desde la cobertura y accesibilidad, el contacto con la otro, merma, y como seres sociales, necesitamos escuchar, ver y sentir al otro”, afirmó la abogada y docente de Derecho, Valeska Rivas.

La académica enfatizó que intentó “transmitirles en pocos minutos la emoción por el derecho, lo linda que es la vida universitaria, y sobre todo darles seguridad para regresar. Creo que la frase ´en esta clase lo entendí todo´ es el mejor reflejo de esto”.

Francisca Avendaño fue una de las alumnas que asistió a clases en la sala A-42. Viajó desde Pucón y en su relato recuerda que solo tuvo la oportunidad de visitar la universidad durante la inducción del año pasado.

“Tuve la oportunidad de venir y no la podía desaprovechar. Fue espectacular, pude entender toda la materia, no tenía la desconcentración de estar en casa y es muy distintos estar viendo al profesor sin distracciones, al igual que a mis compañeras que tampoco las había conocido”, afirmó la estudiante de segundo año.

Quienes llevan más tiempo explorando esta modalidad son los estudiantes y académicos de la carrera de Arquitectura. Para su director, Manuel Bravo, “nuestra experiencia con docentes y estudiantes de primer año es que ahora ellos entienden de mejor forma lo que les habían explicado durante las clases online y los resultados de aprendizaje están mejorando. En términos afectivos, la alegría e incluso emoción de volver a vernos entre docentes, conocer a los estudiantes en persona, que entre estudiantes conozcan físicamente a quienes estaban tras esas voces online, volver a ver estudiantes en el edificio K, es indescriptible”.

Examen de grado

Tan importante ha sido el esfuerzo para que los estudiantes retomen su presencialidad, que la carrera de Relaciones Públicas programó la realización de exámenes de grado con los estudiantes de último año.

Paula Vildoso, directora de esta unidad académica, explicó “son 44 estudiantes de las modalidades diurna y vespertina de la carrera, que ya están llegando a su etapa final.  En primera instancia les propusimos rendir este examen en modalidad híbrida, pero la verdad es que, excepto un estudiante que se encuentra en Santiago, todos los demás quisieron asistir a la universidad de manera presencial a rendir esta etapa, siguiendo todos los protocolos dispuestos. Vemos como muy positivo el reencontrarnos con nuestros estudiantes y ellos motivados también de volver a su casa de estudios”.

Facebook Comments