Especialista asegura que en 2025 ya no habrá agua en Temuco

Especialista asegura que en 2025 ya no habrá agua en Temuco

Comentarios desactivados en Especialista asegura que en 2025 ya no habrá agua en Temuco

Un seminario sobre “Cambio Climático ¿Qué hacer desde lo local?, 
Conversaciones en el marco de la COP 25”, se realizó esta semana en 
Temuco, espacio de encuentro de alta convocatoria que congregó a más 
de 100 personas, entre representantes de la sociedad civil regional, 
empresas, expertos y autoridades municipales y del Estado. 


La jornada se concretó en el marco de las Semanas Sociales 2019 que 
organiza el Departamento de Acción Social (DAS) del Obispado de 
Temuco, y su propósito fue comprometer a todos los estamentos de la 
sociedad a revisar acciones como país, para cumplir con los 
compromisos ya pactados, respecto a nuevas prácticas, estilos de vida 
y modos de producción que garanticen la vida en el planeta y al vida 
de generaciones futuras. 


“Este desafío del cambio climático, no es sólo de los gobiernos, del 
mundo político y de la academia. Ha habido avances interesantes, es un 
llamado a hacer algo respecto del cambio climático, donde el mundo 
cristiano tiene una importante responsabilidad”, dijo Mario Rivas, 
director del DAS. 


Una de las exposiciones más inquietantes fue la de Erika Alvarez, 
directora del Centro territorio Mayor de la Universidad Mayor de 
Temuco, quien aclaró que el déficit hídrico tiene a la capital 
regional a pocos años de agotar la fuente de agua potable, como es la 
napa desde la que se extrae el vital elemento. 


“El 2025 vamos a estar afectados en el suministro de agua. Actualmente 
no nos preocupa, porque uno abre la llave y hay agua, pero en 5 años 
más se va a agotar”, dijo, respecto al cuerpo acuífero subterráneo. 
La especialista aclaró que el problema de abastecimiento del agua en 
la región comienza, al menos hace 15 años, cuando eran sólo cuatro 
comunas; hoy, en cambio, afecta hasta más de 22 comunas. 


“Muchos de los pozos de abastecimiento en la región se han ido secando 
y otros han sido afectados con contaminantes o mala calidad”, dijo. 
Junto con ello, las precipitaciones han disminuido y se espera que el 
pronóstico de cambio climático permita llegar a unas precipitaciones 
anuales de 750 a 550 milímetros, similares a las ciudades de la zona 
central cercana a Santiago, lo que a juicio de la especialista “es muy 
poco para producir agua, muy distintos a los históricos 1.500 y 2.500 
que había hasta hace algunas décadas”. 


Erika Alvarez recalcó que, en el actual contexto de cambio climático y 
extensión de las sequías hacia el sur de Chile. las zonas urbanas 
tienen más problemas debido a la infraestructura que han ido 
construyendo. 


“Temuco ha impermeabilizado las casas, ya no hay antejardín ni áreas 
verdes, sólo tienen pavimento y no se infiltra el agua. El 70% de la 
ciudad se impermeabilizó, con lo que dejamos de aportar el agua que 
podíamos aportar”, explicó. 


Aclaró que las personas pueden detectar en sus casas las 
características que indican la baja del acuífero. 
“Se puede observar el sarro blanco de los hervidores y las teteras, es 
un sarro blanco que se da cuando uno llega al final del acuífero”, 
señaló. 


Los especialistas que expusieron fueron concretos en brindar 
recomendaciones a los asistentes y en resaltar la importancia de 
socializar esta información. 


“Una mega sequía es el escenario que se prevee y que nos va a dejar 
con un clima mediterráneo, para 3 ó 5 años más”, indica la experta, 
quien agregó que esta información ha sido entregada a las autoridades 
sin tener respuesta. 


Recomienda que hay que avanzar de los planes a las acciones concretas 
como poner praderas, volver a tener arboles nativos con hoja en 
invierno y disminuir el consumo domiciliario de agua potable. 
Jordan Harris, especialista en medio ambiente y formación de 
comunidades en proceso de adaptación, pone énfasis en que se deben 
tomar medidas en acciones diarias para este desafío mundial. 


“Todos tenemos que cambiar nuestro modo de actuar, nuestros patrones 
de consumo de agua, de energía, de bienes, tenemos que organizarnos y 
hacer redes. Presionar a las autoridades para políticas nuevas, nuevas 
regulaciones, prácticas del sector privado, que en conjunto nos va a 
permitir enfrentar esto”, comentó. 


Harris afirmó que las posibilidades que tenemos como planeta se 
reducen a una ventana de pocos años. 


“De aquí a 2030 debemos reducir en un 45% de las emisiones totales a 
nivel global y en 2050, como planeta tenemos que ser carbono neutro. 
Es un gran esfuerzo y el cambio cultural es la base. Hay que 
involucrar a todos los elementos a toda la sociedad, ponernos de 
cabeza o la vida en la Tierra va a ser muy difícil”, alertó. 
Como medidas concretas recomendó usar menos agua, menos energía, 
reciclar, consumir menos productos de toda índole, comprar productos 
locales, dejar el automóvil y usar bicicleta. 

Facebook Comments