Escuela rural de Collipulli tendrá gimnasio gracias a aporte de CMPC

Escuela rural de Collipulli tendrá gimnasio gracias a aporte de CMPC

Comentarios desactivados en Escuela rural de Collipulli tendrá gimnasio gracias a aporte de CMPC

A la altura del kilómetro 26 del camino a San Andrés, en la comuna de Collipulli, se encuentra emplazada la Escuela G-116 Macuñancú, recinto que se verá directamente beneficiado con la construcción de un gimnasio luego de que, en enero pasado, las antiguas dependencias fueran afectadas por un incendio.

El sueño de contar con este nuevo recinto será posible gracias a la donación de madera por parte de CMPC, beneficiando a cerca de 20 niños que cursan entre primero y sexto básico en este plantel educativo.

“Nos sentimos muy contentos con el aporte realizado por CMPC y agradecemos las gestiones que hicieron todas las personas de la empresa para que ésta se pudiera llevar a efecto. Aquí, los beneficiados no sólo serán los niños sino que toda la comunidad”, relató el profesor encargado de la escuela, Gastón Coelo.

El docente explicó que la construcción permitirá también construir una sala recreativa, la cual podrá ser utilizada especialmente durante la temporada de invierno y que será destinada para que los menores puedan jugar, hacer deportes y realizar algunos eventos.

Tras la pérdida de las antiguas dependencias, a consecuencia del siniestro, los docentes comenzaron a gestionar los aportes, tocando muchas puertas pero sin lograr concretar la tan necesaria ayuda.

Fue en esos momentos cuando recurrieron a otras redes de apoyo, concretando el aporte con CMPC; “estamos muy orgullosos de que esta donación se haya llevado a cabo porque era un anhelo que teníamos. Estaban pasando los meses y veíamos que no íbamos a tener el gimnasio (…), el cual, ahora, esperamos tener listo a fin de año”, explicó Coelo.

Asimismo, el docente agregó que estaban a la espera de la donación de otras personas que donaron los materiales faltantes, como puertas, clavos, ventanas y zinc, logrando concretar el sueño de esta comunidad educativa de poder levantar un nuevo gimnasio.

“Esto también funcionará como una sala de música porque aquí tenemos una tremenda orquesta, los chicos tocan todos los instrumentos: guitarra, acordeón, violín, piano. La sala se nos hacía pequeña y ahora tendremos un lugar más espacioso para que ensayen, jueguen y hagan sus deportes favoritos, especialmente tenis de mesa”, relató el profesor.

Por su parte, la jefe de Área Bosques de Relaciones con la Comunidad, Felipe Alveal, expresó que, “esta donación responde a nuestro compromiso con la educación y bienestar de las personas, aportando al proceso educativo y mejoramiento de la calidad de vida de los niños y jóvenes de las comunidades aledañas a la escuela Mapuñancu”.

Asimismo, el profesional destacó que este aporte consiste en la entrega de madera estructural y plywood, ambas impregnadas contra hongos y termitas. Además, agregó que se trató de una donación equivalente a un monto que supera los tres millones 800 mil pesos, materiales de construcción que se utilizarán para la reconstrucción del gimnasio de la escuela.

El hijo de Violena Soto llegó hace dos años a la escuela G-116 Mapuñancú como oyente y, actualmente, cursa segundo básico. El pequeño es uno de los alumnos que se verá beneficiado con la construcción de las nuevas dependencias.

Al respecto, la apoderada sostuvo que, “después del desastre que tuvimos, esto le cayó muy bien tanto a los apoderados como a los niños porque ellos estudian acá y su recreación es el gimnasio”.

De igual forma, Soto agregó que enfrentar el invierno sin este recinto fue difícil porque los alumnos debían andar y transitar sólo en el patio. “Ahora, ver que nuevamente se está levantando el gimnasio para nosotros es un orgullo y agradecemos a Forestal Mininco por el aporte realizado”.

La mujer explicó que las nuevas dependencias favorecerán a la recreación y estudio de los niños; asimismo, a ellos como padres les brindará la posibilidad de juntarse a fin de efectuar trabajos que irán en directo beneficio de la escuela ya que se reúnen para hacer labores de costuras o fabricando delantales para los menores, entre otras actividades.

En este contexto, el Administrador Patrimonial del sector Maculhue de Forestal Mininco, Rodrigo González, relató que “estamos en permanente contacto con nuestros vecinos y este aporte será un gran beneficio para los alumnos, principalmente de las comunidades cercanas, y que están involucrados directamente en nuestro territorio”.

De igual forma, González destacó que el aporte en madera está diseñado para la construcción de 150 metros cuadrados, los que se verán reflejados en la construcción de un gimnasio y una sala recreativa.

El profesional de Forestal Mininco expresó que la concreción de este aporte se traduce en la posibilidad de brindarle a los menores el que puedan desarrollarse bajo las condiciones más adecuadas para sus estudios.

Facebook Comments