Encantar a los jóvenes con la lectura: el desafío de las comunidades educativas

Encantar a los jóvenes con la lectura: el desafío de las comunidades educativas

Comentarios desactivados en Encantar a los jóvenes con la lectura: el desafío de las comunidades educativas
La idea es ayudar a los niños a adaptarse a su vuelta a clases.

Actualmente en Chile, apenas el 7 por ciento de la población lee por gusto. Este dato, revelado por la Unesco, representa un gran desafío para las comunidades educativas del país, ya que es desde allí donde los profesores deben cautivar, desde temprana edad, a sus alumnos con la lectura.

Entender que es una práctica social y cultural, y no sólo una destreza, es algo que no ocurre todos los días. “La complicación en la que viven los profesores hoy día es que la exigencia por mejores niveles de comprensión tiende a jibarizar ese concepto de lectura y transformarlo en una destreza pura y dura, en vez de entender que la lectura es omnipresente en nuestra cultura”, dice la profesora Carla Muñoz, magíster en Psicología Educacional de la Universidad Católica de Chile y doctora en Psicología y Ciencias de la Educación, de la Universidad de Lovaina, Bélgica.

Pero no es una batalla perdida. Es por ello que la Escuela de Educación de la Universidad Santo Tomás Temuco, junto al Grupo Educar, realizaron la charla denominada “¿Cómo encantar a los estudiantes de hoy con la lectura?”, donde directivos, docentes y orientadores de establecimientos educacionales de La Araucanía analizaron este tema junto a la experta y recibieron consejos y tips para fomentar este hábito y cautivar a los jóvenes con el mundo de las letras.

“Estamos muy alineados y preocupados por el desarrollo de la lectura tanto en niños como en jóvenes. Las cifras no son alentadoras en el tema: estamos siempre por debajo de lo esperado, tanto a nivel interno como comparativamente con otros países. Por lo tanto, todo lo que podamos hacer por estimular el gusto por la lectura, es bienvenido”, sostuvo Leyla Vera, directora de la Escuela de Educación de la UST Temuco.

“La lectura responde a necesidades de comunicación y es algo natural. Cuando un profesor, escuela o comunidad educativa entiende eso, se avanza por un buen camino”, agregó Carla Muñoz.

 

Los consejos

Generar clubes lectores en sala o leer en voz alta a los niños son dos actividades con las que los profesores pueden motivar en sus alumnos el gusto por la lectura.

“Hay encuestas que revelan que al 65 por ciento de los pequeños lectores les gusta que les lean en voz alta. En esto, los profesores no están solos, sino que deben valorar lo que la familia realiza en casa, donde la lectura puede ser una práctica cotidiana. En ese sentido, los mismos padres pueden ser integrados a clubes lectores”, indica.

Y así, los beneficios siguen. “Cuando la lectura se instala a nivel familiar o de aula, mejora el clima y los lazos afectivos, y eso no es menor, ya que los niños logran una suerte de educación emocional, a nivel de empatía.  Se generan círculos virtuosos por todos lados, pero se trata de una tarea sistemática, que implica valorar lo que cada uno puede dar respecto de sus conocimientos y su experiencia de vida”.

“Si bien hoy en día existen diversos estímulos que atentan contra los niveles de lectura, podemos generar alternativas ante ello. Por ejemplo, si a un alumno le gusta ver películas, los profesores pueden hacer comparaciones con un libro, lo que hace que el estudiante tenga una visión mucho más crítica y analítica de las cosas”, concluye.

Facebook Comments