En plena cordillera niños y niñas pehuenche son acompañados mientras sus familias realizan las “veranadas”.

En plena cordillera niños y niñas pehuenche son acompañados mientras sus familias realizan las “veranadas”.

Comentarios desactivados en En plena cordillera niños y niñas pehuenche son acompañados mientras sus familias realizan las “veranadas”.

A casi dos mil metros sobre el nivel del mar, en plena cordillera de Los Andes, en medio de araucarias milenarias y arena volcánica, desde hace más de 20 años que Fundación Integra, a través de sus educadoras, participa de las veranadas que durante siglos el pueblo mapuche – pehuenche ha desarrollado entre las montañas, con el fin de dar de pastar a sus animales o recolectar lo necesario para pasar invierno.

Es entre los meses de diciembre y marzo que familias completas llegan hasta estos parajes, hasta donde son acompañadas por sus niños y niñas, lo que llevó a Integra a implementar un programa especial que permitiera a los menores seguir con su formación preescolar en un periodo del año en que se registraba un alto ausentismo en los establecimientos con que cuenta la fundación, sobre todo en la comuna de Lonquimay.

Fue hasta el sector de Las Mellizas de esta comuna hasta donde llegó el intendente de La Araucanía, Andrés Jouannet, y la directora Sociocultural de la Presidencia, Paula Fortes, para conocer el trabajo desarrollado por Integra, el que es altamente valorado por las familias pehuenche, ya que es una instancia en que se unen los conocimientos tradicionales de su pueblo con el de la educación formal, y que son entregados a los más pequeños respetando su cultura y cosmovisión.

En ese sentido, el intendente Jouannet dijo que el trabajo llevado adelante por Integra es un ejemplo de cómo hacer real la interculturalidad en La Araucanía. “Todos sabemos que el pueblo mapuche tiene tradiciones, que nosotros valoramos, respetamos y relevamos, y esta es una de ellas: las veranadas. Lo que hoy estamos viviendo es algo muy interesante, porque esto se hace desde hace muchos años, las familias suben hasta aquí porque tienen pasto para los animales y otros elementos, pero los niños los acompañaban y todos sabemos que los niños tienen que seguir formándose”, sostuvo.

El jefe regional agregó que es primordial que en los primeros años de vida se refuerce la tarea educativa, ya que es el momento ideal para que los niños y niñas puedan desarrollar todas sus aptitudes y habilidades. “Los primeros cuatro años de vida son fundamentales para el desarrollo cognitivo de todos los niños, lo que no pasó en en los primeros cuatro años no pasó y pierden mucho en el día de mañana, en el futuro: la sinápsis, la multiplicación y combinación de neuronas se produce como nunca en esta etapa, por tanto Integra, entendiendo eso y también su cosmovisión y cultura, decidió trasladar a sus educadoras hasta la montaña, a acompañar a las familias”, dijo el intendente Joaunnet.

Por su parte, la directora Sociocultural de la Presidencia, Paula Fortes, sostuvo que una de las misiones que tiene Fundación Integra es adaptarse a las distintas realidades en que lleva adelante su trabajo, respetando la cultura local e integrando las particularidades de cada pueblo en el proceso de formación preescolar. “Aquí hay una tradición ancestral del pueblo pehuenche, que acompaña Integra, en el sentido de que Chile es un país pluricultural, en ese sentido todas las instituciones tenemos que adaptarnos a las particularidades de los territorios y su cultura”, afirmó Fortes.

La directora Sociocultural de la Presidencia agregó que Fundación Integra realiza este tipo de trabajo en distintos puntos del país. “Integra es una de la siete fundaciones de la Presidencia, es el mayor prestador de educación preescolar de Chile, pero además Integra es una fundación que tiene un sello muy particular respecto de darle un sentido adicional a su tarea, y a lo largo de todo el país tiene modalidades de trabajo alternativas, que se adecuan a las realidades de los territorios”, sostuvo.

En tanto, la directora del Jardín Infantil Mallín del Treile de la comuna de Lonquimay, Sandra Tejos, contó que el programa se inició cuando notaron que durante el verano el ausentismo se elevaba fuertemente, por lo que debieron buscar una fórmula para continuar trabajando con los niños y niñas. “Esto nace unos 20 años atrás, porque existía mucho ausentismo en los jardines infantiles a partir del mes de diciembre, y resulta que producto de esto se decidió acompañar a las familias a donde venían de veranada, donde traen a sus animales a pastorear, a buscar el piñón o leña”,dijo.

Sandra Tejos explicó que el trabajo que realizan en plena cordillera considera la enseñanza tradicional desarrollada en el aula, adaptándose al escenario natural e integrando los conocimientos culturales de las familias. “Se hace trayendo todo el programa pedagógico de Fundación Integra, o sea lo mismo que nosotros trabajamos durante el año en el jardín lo trabajamos después acá en este entorno natural, haciendo uso mayormente de lo que son los elementos naturales para poder educar a nuestros niños y además desarrollar habilidades en lenguaje y matemáticas”, concluyó la directora del Jardín Infantil Mallín del Treile.

Facebook Comments