¿Quieres Ser Eficiente?

¿Quieres Ser Eficiente?

Comentarios desactivados en ¿Quieres Ser Eficiente?

¿Eres eficiente?, ¿Quieres ser eficiente?, ¿No sabes si eres eficiente?Los horarios son agotadores para muchos, el trabajo es demasiado o simplemente la motivación no da para tanto. Si tienes alguno de estos problemas u otro que afecte tu productividad y eficiencia laboral, no te compliques… aquí te dejamos cinco sencillos datos que te ayudarán a mejorar tu rendimiento.

Ya está claro que esforzarse no implica un trabajo eficiente. Para muchos, ser un buen profesional implica sacrificar vida social, dedicarse de lleno al trabajo, cumplir metas, auto exigirse demasiado, en fin. Pero no colapses antes de tiempo, la eficiencia es algo sencillo de alcanzar y no es necesario sacrificar tu vida por ello.

Para comenzar, mira tu entorno, no malgastes tu tiempo buscando ese informe, planilla o documento que “sabes que dejaste por eficiente-trabajo-consejosahí”. Mantén tu espacio ordenado y limpio, el desorden es el peor distractor.

Lo mismo corre para tu computador: organízalo, crea carpetas para tus proyectos por separado, fotografías, videos, gráficos, etc. Tener todos tus documentos ordenados también te ahorrará mucho tiempo, independiente a que puedas utilizar la herramienta de búsqueda, para cuyo caso debes utilizar palabras más específicas que faciliten la búsqueda.

Continuamos con el orden y pasamos al plano más general y personal: planifica tu día, lleva una agenda, programas como Outlook te permiten organizar tu tiempo programando reuniones, salidas a terreno, entrevistas, etc. Esto, además de tener la posibilidad de programar una alarma para recordar determinado evento.

Pero si no tienes un computador, no te compliques, agendas hay muchas en el mercado, incluso tu celular tiene calendario y aplicaciones para guardar notas. Al comenzar el día debes tener claros los objetivos y saber qué llegarás a hacer, así no perderás tiempo revisando cuál es la prioridad del día.

En relación a lo anterior, es importante que aprendas a priorizar. Para cada trabajo hay fechas límite, para cada proyecto hay “primeros pasos”, sé organizado, de lo contrario vivirás trabajando contra el reloj al notar que dejaste de lado una entrega para ayer. No confundas lo urgente con lo importante.

Finalmente, identifica adecuadamente aquellas situaciones que requieren tu total atención, medita tus decisiones y siempre apóyate en un análisis previo: es tú trabajo, nada de lo que debas decidir debería ser totalmente nuevo, menos si la carpeta estuvo en tu escritorio. La toma de decisiones es fundamental y para realizar un buen trabajo, debes estar atento.

fuente: mkthoy

Facebook Comments