Covid-19 en La Araucanía: Más de 56.000 empleos se perdieron en el último año

Covid-19 en La Araucanía: Más de 56.000 empleos se perdieron en el último año

Comentarios desactivados en Covid-19 en La Araucanía: Más de 56.000 empleos se perdieron en el último año
Coronavirus.

Un duro informe del Observatorio Económico Social de la Universidad de La Frontera (OES-Ufro) en base a datos del INE revela los grandes efectos que la pandemia está teniendo sobre el empleo regional.  Las cifras de empleo para el trimestre febrero-abril 2020 como se esperaba no trajeron buenas noticias para el país ni para la región de La Araucanía. En esta medición se dejaron sentir con fuerza los efectos del Covid-19 en el mercado del trabajo, aunque todavía los siguientes trimestres móviles seguirán mostrando impactos de la crisis sanitaria. 
Según Patricio Ramírez, Coordinador del Observatorio Económico y Social de la Ufro, una de las variables más afectadas a nivel regional fue la creación de empleos, que hace varios trimestres ya venía desacelerando, pero en esta última medición se pasó a terreno negativo con una fuerte e histórica contracción de los ocupados, los que anotaron una disminución interanual de 56.300 personas, la mayor caída desde 2010 para La Araucanía. Lo anterior significa que se destruyeron 56.300 puestos de trabajo en los últimos 12 meses. 

En términos porcentuales esto se traduce en una disminución de 12,6% en la cantidad de ocupados, la que fue proporcionalmente mayor a la experimentada a nivel nacional que llegó a una variación de -7,6%.  Este desplome en los puestos de trabajo en la región es uno de los peores índices que deja esta última medición, y estuvo liderada por el empleo asalariado del sector privado que registró una disminución en la cantidad de ocupados de 33 mil personas; seguido de los ocupados por cuenta propia que disminuyeron en 16,2 mil personas en 12 meses. 

En cuento a ramas económicas, las mayores caídas de ocupados se registraron en: Agricultura (-18.350); Construcción (-16.070); Enseñanza (-13.120) y Comercio (-8.920). La tasa de desocupación fue de 7,7% y anotó un incremento de 0,9 puntos porcentuales (pp.) en relación al año 2019. Sin embargo, la tasa de desocupación no es el mejor indicador para observar la salud del mercado del trabajo, ya que depende de otras variables como la fuerza de trabajo y los inactivos, es por esto que la evolución de los ocupados es un mejor índice para evaluar los efectos y dinámica del mercado laboral. De hecho, la fuerza de trabajo regional disminuyó un 11,7% en 12 meses, lo que equivale a 56.240 personas menos en comparación a igual trimestre del año anterior.  De acuerdo a Ramírez, esto evitó que la tasa de desocupación sea más alta, ya que producto de la crisis sanitaria y económica muchas personas deciden no salir a buscar empleo o derechamente no pueden buscar trabajo, lo que las deja fuera de la fuerza laboral. De lo contrario, la tasa de desocupación de La Araucanía hubiera superado el 15%.  

Facebook Comments